Noticias

UN SOPLO DE AIRE FRESCO

A la hora de emprender un proyecto de obra nueva, reforma o cualquier tipo de decoración o actuación en el interior de un espacio, muchas veces obviamos introducir la vegetación en los mismos, sin tener en cuenta que esta, visibiliza una alternativa potente en el diseño de interiores, dando como resultado ambientes más adecuados y habitables.

Al utilizar la flora como elemento decorativo, no estamos actuando únicamente en la decoración, sino que sin saberlo estamos beneficiando nuestro confort y salud. A continuación nombraremos algunas de las muchas características que posee el introducir plantas en nuestros interiores.

A través de muros cubiertos de vegetación, una hilera con grandes macetones, cualquier tipo de pared vegetal o superficie ajardinada nos ayudan no solo a mantener en el interior de los espacios, las condiciones de temperatura y humedad dentro de unos niveles de confort, sino que a parte, dichas estructuras o elementos, tienen la capacidad de actuar como aislamiento térmico y una gran absorción del ruido, ahorrando energía, por ello se pueden usar también como elementos aislantes termo-acústicos.

La utilización de este tipo de elementos naturales también tiene una repercusión en nuestro interior, y es que favorece a la disminución del estrés, puesto que estar cerca de plantas, propicia la relajación, pone en marcha la creatividad y la sensación de descanso.

Estos son sólo algunos de los aspectos que se ponen en valor al introducir el verde en un espacio.

Grupo Barceló   /   Projectes en fusta

Write a Reply or Comment